La tarde de ayer, como preludio a la fría semana que se nos avecina, recibimos por cuarta ocasión a una de las bandas más populares dentro del género del death metal, Carcass 

La historia de Carcass es como una montaña rusa del metal. Comenzaron como una banda de grindcore, impulsando el género hacia límites inexplorados con su álbum debut “Reek of Putrefaction” en 1988. Pero el cuarteto no se conformó con ser solo otra banda del genero. Evolucionaron su sonido hacia un death metal más melódico con discos como “Symphonies of Sickness” y “Necroticism – Descanting the Insalubrious“. Aquí es donde comenzaron a esculpir su propio nicho en la escena, combinando letras crudas sobre la muerte y la descomposición con riffs que te perforan el cráneo.

Para 1993 sacan “Heartwork“, un álbum que cambió el juego. ¿Quién hubiera pensado que el death metal podría sonar tan melódico y accesible sin perder ni un ápice de su ferocidad? Es como si te golpearan con una melodía y luego te apuñalaran en el corazón con un riff

Después de eso, el proyecto de Loverpool dieron un paso al costado durante un tiempo, dejando a sus fanáticos con ganas de más. Pero en 2013, volvieron con todo su poder con “Surgical Steel“, un álbum que demostró que aún tenían el fuego ardiendo en su interior. El 2021 lanzaron la placa “Torn Arteries”, y lucieron su total vigencia y es que, aunque pasen los años, la esencia de Carcass sigue siendo la misma: música pesada, letras perturbadoras y una actitud que te dice: “prepárate para lo peor”.

Y preparados para aquello partimos al Teatro Caupolicán pasadas las 18 horas para disfrutar de una jornada plagada de nostalgia de la vieja y oscura escena del death metal, que subiría el telón con los clásicos nacionales Pentagram.

Pentagram nació en los años 80, en pleno auge del rock en nuestro país. Estos chicos, liderados por el carismático Anton Reisenegger, comenzaron a hacer ruido en la escena local con su estilo único que combinaba el thrash metal con toques de death metal y una buena dosis de energía chilena. La banda se ganó rápidamente una reputación como una de las más salvajes y poderosas del circuito underground. Sus letras hablaban de la oscuridad, la rebelión y la realidad cruda de la vida en Chile en esa época. Pero como toda banda de rock, tuvieron sus altibajos. Después de algunos cambios en la alineación y un período de inactividad, Pentagram regresó con fuerza en los años 2000, con un sonido renovado pero manteniendo esa esencia que los hizo legendarios.

Hoy en día, Pentagram sigue siendo una fuerza imparable en la escena del metal chileno, con una base de fans leales que los siguen a donde sea que vayan. Su legado perdura como una de las bandas más influyentes del rock nacional, hace apenas unos días presentaron su más reciente trabajo de estudio “Eternal life of Madness” ¡y siguen demostrando que el metal chileno está más vivo que nunca!

Con esa misma energía y con el galardón de ser piedras angulares de la escena metalera local, los santiaguinos afilaron sus guitarras pasadas las 18:30 horas en el Caupolicán. Con el teatro que ya mostraba más de la mitad de capacidad, vestido absolutamente negro y dispuestos a cabecear toda la tarde.

Miguel Fuentes Olivares (@miguelfuenteso)

El Imbunche”, canción que abre su nuevo trabajo de estudio fue el primer track de Pentagram y definitivamente los que estuvimos ahí, entramos en locura. Sea por el carisma escénico de Anton Reisenegger, por lo tremendo que estaba sonando el cuarteto o por la historia misma, la respuesta del Teatro fue de absoluta entrega y conexión. 8 canciones, conformaron la presentación de los clásicos del death chileno, recorrieron sus 3 largas duración y arrebataron un lamento al silencio, que desapareció y se entregó por completo a la llama del cuarteto nacional. Increíble Pentagram.

Poco tiempo pasó, o voló rápidamente por la misma adrenalina que nos heredó el cuarteto liderado por Anton, que al poco tiempo ya estaba todo dispuesto para recibir a la banda originaria de Liverpool.

Miguel Fuentes Olivares (@miguelfuenteso)

“Buried Dreams”, fue la canción con que subieron a escena, desde el minuto uno con mucha cercanía con sus fans, que no dudaron en demostrar el afecto, gritando, coreando y girando en el mosh sin descanso por más de una hora. “Kelly’s Meat Emporium”, “Incarnated Solvent Abuse”, “Under the Scalpel Blade”, las ponzoñosas letras cargadas de sarcasmo de Jeff Walker (bajista y vocalista) resonaron en cada uno de los rincones del  recinto. Muy cercano y muy cómodo con nuestro público, los hizo corear, levantar los brazos y gritar el nombre de la banda, bromeando de forma cercana en comparaciones con Argentina.

This Mortal Coil”, “Tomorrow Belongs to Nobody”, “Death Certificate”. La ferocidad de Carcass avanzaba implacable en su operación, manchando de sangre a los asistentes que poco a poco deleitados, entraban al pabellón del cuarteto, que sin duda causa una devoción fuera de lo común. El despliegue escénico de la banda estuvo acompañado de un estadio repleto a cabalidad, que se convirtió en un quinto integrante más, haciéndose notar en cada espacio que la banda  disectaba para nosotros. Nos lucimos también.

Dance Of Ixtab”, “Black Star”, pegada con “Keep On Rotting in the Free World”, “The Scythe’s Remorseless Swing”, “316L Grade Surgical Steel”. La locura fue tan grande que hasta el guardia del palco de prensa se fotograf con el show de los ingleses y el delirio que provocaba en los fanáticos.

Llevándonos hacia un gran clímax Carcass empujó su show apabullante hacia la brutalidad de su repertorio “Corporal Jigsore Quandary”, “Ruptured in Purulence” unida a “Heartwork”, “Tools of the Trade”, así despidiéndose de escena.

Con una muy corta espera, al parecer la ansiedad era mutua entre la banda y el público se vino el encore, “Genital Grinder”, “Pyosisified (Still Rotten to the Gore)” y “Exhume to Consume” y así, corto y fulminante, se nos fue la cuarta visita de Carcass a Chile. Un gustazo y un orgullo ser parte de esta fiesta del gore, el grind y el death metal que como un bisturí abrió la garganta de los chilenos. Por lo pronto despedimos esperando más conciertos, para contarte todos los detalles desde aquí Rock Legacy.

Avatar photo

Agregar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

This site is protected by reCAPTCHA and the Google Privacy Policy and Terms of Service apply.