La banda estadounidense de metal progresivo, liderada por Michael Romeo, vuelve a Chile este 2 de agosto, y promete ser un show imperdible. En algunos puntos, destacamos por qué hay que ir a ver el show en vivo de esta maravillosa banda:

1- Traen un setlist de peso, con temas desde “The Divine Wings of Tragedy” en adelante. No queremos spoilear, pero hay temas de los últimos discos que han sido señalados como los mejores logrados por los fans. Discos clásicos como “The Odyssey” también dicen presente y serán el deleite de quienes estén en el Caupolicán esa noche.

2- El estatus adquirido por Symphony X es de culto, por la admiración que provoca la maestría en sus composiciones y nivel instrumental, pero ha ido adquiriendo mayor popularidad con el tiempo, una popularidad que no ha sido más grande porque tienen un ritmo de trabajo distinto, con discos editados cada cuatro o cinco años y un trabajo compositivo que no comienza sino hasta que la gira promocional ha terminado por completo. A eso, se suman los proyectos paralelos de cada músico. De hecho, el vocalista, Russell Allen, comparte en Adrenaline Mob con Mike Portnoy, histórico baterista de Dream Theater, con quienes han sido comparados en más de una ocasión y, el propio Mike, ha dicho: “Su forma de tocar y componer es de primera categoría. Trabajan a un ritmo más lento que otras bandas, por lo que nunca llegaron al nivel de popularidad de Dream Theater, pero se lo merecen”.

3- A pesar de que la gira ha sido pospuesta más de una vez a causa del COVID, una celebración es una celebración. Y ser parte del aniversario 25 de la banda, es un hito sin lugar a dudas. Los setlist nunca dejan contentos a todos, pero abarcan al menos la música creada hace más de 20 años junto a lo más reciente y tocan con un nivel superlativo. El mismo Mike Lepond, bajista de la agrupación, comentó hace poco que: “A pesar del tiempo, no necesito ninguna motivación extra para tocar con la banda. Sigo siendo un fanático del metal”. Y eso se nota.

4- La longevidad tiene su lado de incertidumbre también. ¿Seguirán juntos, tocando y girando, hasta muy viejos? Muchas bandas no lo resisten. Recordemos también que el baterista, Jason Rullo, tuvo un problema cardiaco que lo tuvo hospitalizado el año 2013. La banda goza de un excelente estado, pero ya son casi 30 años sobre los escenarios y cada vez que tengas la oportunidad de verlos en vivo, debes aprovecharla.

Symphony X se presentará este martes 2 de agosto en un esperado y pospuesto show, que se realizará en el gran escenario del Teatro Caupolicán. Quedan algunas entradas aún y están a la venta por sistema Puntoticket, pinchando acá.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público.

This site is protected by reCAPTCHA and the Google Privacy Policy and Terms of Service apply.