Cada disco es un viaje”, dice Hernán Muñoz, guitarrista fundador de Recrucide, a propósito de Terahate, la nueva entrega de la banda formada en 1993 y dos veces ganadora del premio Pulsar. “Y cada disco nuevo es un viaje nuevo”.

Hace poco Recrucide reveló en sus redes sociales la carátula del álbum, el listado de temas y algunos detalles técnicos. Es el quinto trabajo de los santiaguinos y será publicado por el sello LQC.

Fue un proceso largo, porque antes de la pandemia teníamos un disco compuesto, terminado, pero luego lo desmembramos casi por completo y así nació Terahate. Fue todo muy intenso, con momentos brillantes y con mucho taller, trabajando entre todos, o bien en duplas. Queríamos que el disco sonara como imaginábamos y que las máquinas hicieran su aporte. Siento que la configuración clásica guitarra, bajo y batería hace difícil proponer algo nuevo y el uso de sintetizadores, en algunas partes, puede aportar con el ambiente de cada canción”.

El último aspecto que menciona Hernán que es uno de los más atractivos de Terahate, pues la banda dio un paso en su búsqueda creativa que ya venía haciéndose presente en los celebrados Svpremacy (2014) y The Cycle (2017).

Quisimos explorar en los sonidos industriales, en las máquinas crudas. Sabíamos que queríamos contar con ese recurso, pero no sabíamos cómo ni quién nos podía apoyar. Investigamos bastante hasta que llegamos a Diego Ramírez que definió muchos de los ruidos que hay en el disco. Nuestro compañero Rodrigo Alpe también trabajó en el tema y desarrolló una parte muy significativa. Siento que logramos una atmósfera distinta. Un músico puede componer muchos discos, pero la decisión de grabarlos implica convicciones”, precisa Hernán. “Este es un disco de Recrucide, claro que sí, pero tiene una intensidad diferente a los anteriores. Y ojo que intensidad no significa ser más rápidos. Ser intenso también se logra con partes lentas. Hacemos metal, nos gusta el metal, pero quisimos buscar otras sonoridades, apostar a los detalles”.

Otro aspecto que destaca en la actual formación de Recrucide es la mezcla de dos generaciones de músicos. “Rodrigo (Alpe) y Guillermo (Pereira) son mucho más jóvenes que Rodrigo (Zepeda) y yo. Tenemos gustos e influencias diferentes, pero nos une la disciplina y una manera de entender el trabajo y lograr que las cosas sucedan. Y no basta con que ellos sean muy buenos músicos, es importante que en la composición exista un trabajo conjunto. Eso da forma a una banda”.

Avatar photo

By Jorge Bolton Lagos

Bioquímico, músico y fanático de la música.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

This site is protected by reCAPTCHA and the Google Privacy Policy and Terms of Service apply.