Tras dos años de pandemia pudimos vivir y disfrutar de un concierto de primera categoría que, quizás opacado por otros shows de este mismo día (se presentaba Kiss en el Movistar Arena), supo dar cara y satisfacer a los verdaderos fans del metal sinfónico y de la misma Tarja como persona, cantante, frontwoman, figura y diva. Un deleite musical, técnico y escénico que da gusto de ver y de impresionarse por ello.

Foto por: Octavio Mendoza
Foto por: Octavio Mendoza

Las puertas del Teatro Cariola en San Diego se abrieron para recibir a un público que, desde un inicio, venía predispuesto a una noche llena de energía, melodía, poder y metal. El espectáculo empezó a las 20:00 horas puntualmente con la banda invitada Slaverty, agrupación chilena que sigue la tónica musical de Tarja con una batería de canciones bastante potentes en inglés.

Se nota que su objetivo de apuntar a un público internacional les está dando resultado a los músicos nacionales, ya que en el evento se encontraban muchos fans de esta agrupación, y los que no somos seguidores pudimos disfrutar de una presentación bastante profesional y enérgica. Sus “Dreamers” (nombre con el que la banda llama a sus fans más acérrimos), cantaron a todo pulmón su repertorio compuesto por canciones como “The Biggest Mistake”, “The Beauty Of Life” (uno de sus temas más populares), y “Fairyland”. 

Slaverty terminó su show con la potente “Dementia”, quizás con el objetivo de alcanzar la vara que ya tiene Tarja por su cuenta. Sin dudas una presentación digna de la noche y que desde acá recomendamos vivir si por casualidad ven algún cartel anunciando a los chilenos en vivo.

Hubo un pequeño alto para retirar los equipos de la banda que acababa de tocar y arreglar el escenario para el evento principal. Una vez estuvo todo listo, a las 21:00 horas en punto empezó una épica intro que, acompañada con la iluminación y una pantalla led de una calidad técnica sobresaliente, nos causaba una expectativa cada vez mayor y mayores ganas de poder ver a la agrupación.

Finalmente aparecieron los músicos que acompañan a Tarja en este tour que visitó nuestro país y, seguido de ellos, la Diva entró en escena. Su sola presencia hizo vibrar a cada alma de quienes tuvimos la suerte y dicha de tenerla en frente.

Foto por: Octavio Mendoza
Foto por: Octavio Mendoza

Nuestras emociones fueron aplacadas en su totalidad con una presentación de primerísimo nivel que nos llevó a cada pasaje, atmósfera y riff de metal que nos entregaron con cada canción. Un show extremadamente sólido por donde se le mire, que nos demuestra por qué Tarja lleva tantos años de oficio en la escena. La sala completa, galería, palcos y platea, vibraron y se entregaron a la energía de la banda de principio a fin.

El show inició con la potente “Serene”, que nos machacó en cada segundo e hizo reaccionar en cada momento. Una vez terminada Tarja nos saludó y habló en todo momento en un español bastante fluido, haciendo mención al largo tiempo esperado por esta noche (cabe señalar que este show se iba a efectuar en 2020 y había sido pospuesto debido a la pandemia).

Luego siguieron con una batería de canciones que el público coreó en todo momento. “Demons In You” empezó a sonar, y a ésta le siguieron las potentes “My Little Phoenix”, “Anteroom Of Death” y “Diva”, la que identifiqué de inmediato con Tarja y su presencia en el escenario. Hago una pequeña detención para recalcar la conexión que ella demostró hacia su público. Su entrega y energía es algo que pocos artistas dan en vivo y que, creo, la consagra por completo en el ícono que hoy es. Me atrevo a decir que muy atrás quedó su época como vocalista de una agrupación como Nightwish. Tarja brilla por luz propia y es un verdadero agrado de ver.

Luego llegó “Goodbye Stranger”, la que marcó una pequeña ausencia de Tarja en el escenario cubierta por la banda que aprovechó de dar unos minutos de solos de cada instrumento. Ambos guitarristas dialogando entre sí con sus instrumentos, el bajo machacando el ritmo, el teclado armonizando y la batería demoliendo el lugar. Todo esto sirvió para que Tarja apareciera en escena con un atuendo nuevo cantando “Falling Awake” y “Planet Hell”, un cover de su paso por Nightwish.

Una nueva detención en la que se fue toda la banda y sólo quedó la cantante en escena, la que nos dió un momento sumamente íntimo tocando con un teclado que le instalaron en el momento las suaves “The Golden Chamber (Loputon Yö)” y “Oasis”. Esta parte del show dio pie para que sus fans más cercanos al escenario le demostraran su amor en cada silencio. Se propició una pequeña interrupción en la cantante que claramente se vio emocionada ante el afecto de su público. Un momento bastante bello y emotivo.

Foto por: Octavio Mendoza
Foto por: Octavio Mendoza

Luego volvió la banda a escena para seguir con la energía del concierto y elevar los decibeles con “Undertaker”, “Tears In Rain” (uno de los principales cortes de su más reciente disco “In The Raw”), y “Victim Of Ritual”. Luego llegaron las clásicas “Innocence”, que causó conmoción en el público, y la muy esperada “I Walk Alone”. Canciones infaltables del repertorio de la finlandesa ya que eran las más esperadas por sus fans más dedicados.

Luego ocurrió una última detención y salida general de la banda del escenario para enseguida volver y despedir la noche con una presentación de los músicos por parte de Tarja y la interpretación de “Dead Promises” (la que hizo saltar al público de energía), y la ya clásica “Until My Last Breath”, que cerró la noche por todo lo alto.

El público quedó totalmente con ganas de más, pero al mismo tiempo satisfecho de haber presenciado en vivo un espectáculo tan lleno de potencia, momentos y epicidad que superó con creces las expectativas de todos los presentes. Un servidor incluído.

La noche culminó con Tarja y la banda dando una reverencia final al público y la fotografía de la agrupación con la gente detrás de rigor. La banda finalmente abandonó el escenario y era inevitable sentir su ausencia, pero al mismo tiempo una sensación de satisfacción por haber visto a, sin desmerecer a nadie, la Diva definitiva del metal en pleno y entregada a su público. Una experiencia más que grata y única.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

This site is protected by reCAPTCHA and the Google Privacy Policy and Terms of Service apply.