Durante este extraño y complejo periodo, hemos sido testigos de muchos cambios en la industria musical, con algunas bandas que, incluso, han debido entrar en receso. 

Los que siguen haciendo ruido han debido adaptarse para seguir trabajando, como es el caso de los suecos Enforcer, quienes lanzaron hace poco un disco en vivo, llamado “Live by fire II”, grabado en México (el primer “Live by fire” data del 2013 y fue grabado en Tokyo). Pero no sólo este lanzamiento mantiene ocupada a la banda, pues se han puesto manos a la obra en lo que concierne a un futuro nuevo álbum, y, decididos a no parar, ya se encuentran en trabajo de composición. 

Del reciente disco en vivo, de lo que se viene, y de lo injusta que es la industria musical con las bandas nuevas, conversamos con el líder de Enforcer, Olof Wikstrand, quien aprovechó de disparar algunas verdades incómodas, con toda sinceridad.  

Rock Legacy (RL): ¿Qué te gusta de “Live by Fire II”? 

Olof: Estoy muy contento por cómo salió el álbum, creo que nos muestra como banda, como realmente queremos que salga un show, las canciones, y la energía que queremos entregar en el escenario. 

RL: Y de los discos en vivo en general, ¿qué te gusta? 

O: (risas) La verdad no soy fan de escuchar discos en vivo de otras bandas, prefiero los discos de estudio, pero quise sacar este álbum en vivo con un enfoque ligeramente distinto, que sonara como un disco de estudio, con una producción clara, cristalina. 

RL:  El video del show sólo está disponible en internet, ¿no es un deseo tuyo tener la edición del video en formato físico? 

O: Por supuesto que me gustaría tenerlo en formato físico, esa fue una decisión del sello. Creo que suponían que sería difícil venderlo, además, hoy en día se hace mucho streaming. Por otro lado, un DVD tiene una resolución máxima de 720 p. y no quiero que la gente vea el show en una resolución tan pobre, la tecnología ha avanzado más que eso hoy en día. Quizás podría ser en bluray, pero no está tan masificado. ¡Yo mismo no tengo un reproductor de bluray!.

RL: ¿Han hecho promoción del álbum con las restricciones actuales? 

O: Es que la idea nunca fue hacer shows para promocionar el álbum en vivo, pues el foco está puesto ahora en hacer nueva música, ese es nuestro enfoque en un 100% en este momento. 

RL: Tienen grabaciones en vivo en diferentes lugares, conocidos por tener muchos fans y mucha pasión también. ¿Qué diferencias ves entre los distintos países? 

O: Si hay algo que he aprendido girando por el mundo con nuestra música, es que se siente muy parecido y la gente lo siente de formas similares. El metal junta a la gente y te das cuenta de que el mundo es más pequeño de lo que creías antes. De todos modos, la gente es distinta de por sí, en Asia, por ejemplo, son más reservados. En Estados Unidos la gente compra bastante merch. En Sudamérica no compran mucho merch, pero el público se vuelve más loco en los shows. Son diferencias menores en todo caso. 

RL: ¿Algún recuerdo de tus visitas a Chile? 

O: Claro que sí, ambas veces me han volado la cabeza, ha sido genial. 

RL: ¿Están trabajando en nuevas composiciones? 

O: Sí, estamos trabajando en el estudio en estos días justamente, en lo que esperamos será nuestro próximo disco. Lanzamos una nueva canción la semana pasada, de hecho, la pueden chequear. Estoy muy contento con esa canción y con las reacciones que ha tenido, que han sido increíbles, mucho mejores que las que hemos tenido con cualquier otra canción antes, de verdad es grandioso. 

RL: Y todo este proceso en general, ¿ha sido diferente por la pandemia? 

O: Antes tocábamos más juntos, hacíamos jams, pero con estas canciones ha sido más a distancia. Además, he escrito más canciones yo solo, similar a los dos primeros discos, en donde hice casi todo yo. Ha sido de esa forma porque no he tenido demasiadas chances de juntarme con los demás. Ha funcionado, porque creo que le he dado a las canciones el carácter que tenía en la idea original de la banda, tiempo atrás. 

RL: Cuando salió, dijiste que “Zenith”, su último disco de estudio, había sido: “Definitivamente el proyecto más ambicioso en el cual nos hemos envuelto”. ¿Qué viene después de eso? ¿Hay ambición de más aún, o pretendes simplificar las cosas? 

O: Creo que lo que viene ahora es efectivamente simplificar. Es la principal diferencia de lo que estamos trabajando ahora, es más simple, canciones más cortas. En “Zenith” cada canción fue concebida como parte de un álbum, la idea de cada canción era que perteneciera a un contexto mayor, pero no creo que en estos días la gente tenga la atención para experimentar un álbum como este. El estilo seguirá siendo el mismo, pero la idea es que cada canción pudiera servir como single, que sirvan por sí solas, y no ser parte de un contexto más grande. Quizás es un enfoque mayor en la canción, en vez de enfocarse en hacer un álbum.

RL: ¿Y hubo un punto en particular después de lanzar “Zenith” en donde te diste cuenta de esto? 

O: Creo que las reacciones mostraban que la gente no escuchó el álbum, sino que sólo alguna canción, con suerte. Tuvimos muchos reviews bastante malos, algunos brutales, y cuando los leía era como “wow, realmente no escucharon bien el álbum, con suerte un par de canciones”. Y entonces me di cuenta de que la gente no está escuchando álbumes, y hay que enfocarse en canciones individuales, y ese es el acercamiento que estamos teniendo ahora, en donde cada canción que trabajamos debiera funcionar por sí misma. 

RL: Lo entiendo, y es llamativo porque creo que “Zenith” suena muy bien y tiene muy buenas composiciones. 

O: Así es, creo lo mismo y estoy feliz con él, pero si alguien me preguntara a qué suena Enforcer, no colocaría “Regrets” o “Sail on” (canciones del disco “Zenith”). Hay mucho material en este álbum que fue creado para satisfacer al disco y no a la banda en sí. Por eso, en lo que estoy trabajando ahora, quiero que cada canción represente a la banda, y que funcionen como singles, incluso siendo distintas unas de otras. 

RL: Has sido muy duro al referirte a la tendencia melancólica a prestar más atención a bandas legendarias, incluso si publican discos malos, en vez de escuchar bandas jóvenes o menos conocidas con música muy buena. ¿Has sentido con Enforcer esa falta de atención de parte de la gente de la industria musical? 

O: ¡Oh sí! Creo que la gente de la industria está completamente perdida y no les interesan las bandas nuevas. Creo que están vergonzosamente ignorando a las bandas jóvenes y ponen a las mismas bandas antiguas una y otra vez, sea que lancen algo relevante o nada de nada, da lo mismo. Los metaleros jóvenes están siendo vergonzosamente olvidados en la industria. Me refiero a festivales, sellos, agentes, todo. 

RL: A pesar de esto, ustedes han podido girar por el mundo. ¿Crees que han tenido que trabajar más duro? ¿Te sientes más orgulloso de esto? 

O: Creo que hemos tenido que trabajar mucho más duro, porque lo hemos tenido que hacer todo por nosotros mismos, sin la ayuda de grandes festivales o grandes revistas de rock. Hemos construido una base de fans desde absolutamente cero, lo cual obviamente lo hace más duro, pero es impresionante lo que hemos logrado construir en estos términos, construyendo nuestra propia marca siendo completamente ignorados por los grandes actores. Creo que fue Iron Maiden quienes dijeron una vez que estaban muy orgullosos de haber construido toda una carrera sin el apoyo de MTV, y yo podría decir lo mismo: estoy muy orgulloso de haber construido esta base de fans sin Wacken, Hellfest o Metal Hammer

RL: Respecto a lo mismo, danos alguna recomendación sobre discos que te hayan gustado de nuevas bandas. 

O: Podrían chequear el último disco de Vulture, o lo último de Warbringer, creo que son trabajos grandiosos. 

RL: Muchas gracias por tu tiempo Olof, me gustaría que le dejaras un mensaje a los lectores de Rock Legacy. 

O: Hola lectores de Rock Legacy Chile. Amamos Chile y no podemos esperar para volver y tocar un poco de buen rock para ustedes ¡Saludos!

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

This site is protected by reCAPTCHA and the Google Privacy Policy and Terms of Service apply.