Hablar de Kraftwerk es hablar de una de las instituciones más importantes en el mundo de la música; así como Chuck Berry es al rock & roll o Nirvana al grunge, la agrupación alemana marcó la historia de la música electrónica, siendo uno de los pioneros en la popularización de este sonido y sus diversas ramas, pero también influenciando a artistas de los más diversos géneros.

En 1970, Florian Schneider y Ralf Hütter iniciaron sus primeras grabaciones en su propio estudio de grabación denominado Kling Klang Studio, ubicado en Düsseldorf. No sería hasta 1974 en que publican “Autobahn”, álbum casi íntegramente grabado con instrumentos electrónicos (de no ser por algunas voces y una flauta traversa), momento en que el panorama musical fijó los ojos en el grupo alemán, cautivados por este innovador sonido que basaba sus ritmos en el andar de los motores de los automóviles.

Ya avanzando en el tiempo, se les unirían Karl Bartos y Wolfgang Flür, conformando la formación más recordada de la banda, entregando algunos de los álbumes que más influencia tuvieron en otros artistas, como “Trans Europe Express” (1977), “The Man Machine” (1978) o “Computer World” (1981).

Uno de los primeros rastros de su influencia la podemos encontrar a fines de los 70’s y principios de los 80’s, donde en paralelo se comienzan a gestar dos grandes géneros musicales: el synth pop y el rap.

Por un lado, artistas británicos del naciente estilo de pop basado en sintetizadores, tomada a Kraftwerk como una influencia directa en bandas y artistas como Gary Numan, The Human League, Ultravox o Depeche Mode. De hecho, Martin Gore, mencionó: “Para cualquiera de nuestra generación que esté involucrado en la música electrónica, Kraftwerk fueron los padrinos”.

Por otra parte, al otro lado del Atlántico, la música proveniente de Alemania estuvo presente en los oídos de los grandes disc jockeys que iniciaron el sonido del rap. Muestra de lo anterior es que un sample de la canción “Trans Europe Express” puede ser escuchada en uno de los grandes himnos que nacieron en las calles de New York, “Planet Rock” por Afrika Bambaataa & the Soul Sonic Force.

Uno de los puntos más interesantes de su discografía es la influencia que tuvo en el mundo del rock, y es que otro de los grandes artistas de nuestra era, David Bowie, tomó parte de su sonido en su recordada época de Berlín. Incluso, en el álbum “Heroes”, el británico dedica una canción a Florian Schneider llamada “V-2 Schneider”.

Durante los 80’s, diversas bandas de post punk, rock gótico y pop rock toman de referencia a los alemanes para crear sus propias composiciones, o incluso reversionarlos. Bandas como Joy Division, New Order, U2 o Siouxie and the Banshees han tomado ideas de sus álbumes, como la versión de estos últimos de “Hall of Mirrors”.

Más curioso es cuando nos alejamos en el tiempo y encontramos que bandas de los más diversos géneros del rock no sólo mencionan a los pioneros de la electrónica dentro de sus influencias, como Radiohead o U2, sino que bandas de metal, como Rammstein, también los han incorporado a su música mediante un cover de “Das Modell”. También es interesante el caso de Coldplay, quienes tomaron prestada (y con permiso) directamente la línea melódica principal de “Computer Love” para uno de sus hits, “Talk”.

Finalmente, te recordamos que el próximo 25 de mayo podremos ver en tierras chilenas a uno de los testimonios vivos de la historia de la música en el Movistar Arena. Aún quedan entradas en el siguiente enlace: https://www.puntoticket.com/kraftwerk

Avatar photo

By Jorge Bolton Lagos

Bioquímico, músico y fanático de la música.

Agregar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

This site is protected by reCAPTCHA and the Google Privacy Policy and Terms of Service apply.