Para el próximo sábado 2 de julio está programada la vuelta de la banda argentina Babasónicos a nuestro país. La cita, que tendrá lugar en el Teatro Caupolicán a las 9:00 de la noche, se da en el contexto del “Bye Bye Tour”. Con esta gira el quinteto se encuentra promocionando su más reciente trabajo titulado “Trinchera”, el cual fue lanzado este año y constituye su decimotercer álbum de estudio.

A tres años de su última presentación en Chile, el show de este sábado marca el retorno de los bonaerenses luego de haberse presentado en tres locaciones diferentes durante el año 2019 (REC, Gran Arena Monticello y en Teatro Coliseo).

Si descontamos su debut en Chile, ocurrido en el año 1997 en el mítico Teatro Mauri de la ciudad de Valparaíso, desde el año 2003 Babasónicos ha cruzado la cordillera de manera prácticamente ininterrumpida hasta el año 2019; la pandemia del COVID-19 ha sido el único impedimento para que la banda pueda conectar con su fanaticada chilena y hacerla vibrar con su rock desenfadado.

La ansiedad es alta, más aún si se trata de un show que los trae con un nuevo trabajo bajo el brazo. Para calmar esta impaciencia, en Rock Legacy te recomendamos cinco canciones nuevas de Babasónicos, además de cinco clásicos de su discografía que podrás disfrutar este sábado 2 de julio en el Teatro Caupolicán.

5 canciones recomendadas de “Trinchera”, el nuevo disco de Babasónicos

La Izquierda de la Noche

El primer sencillo que se desprendió de este nuevo trabajo, el cual fue creado en el año 2020 en pleno encierro producto de la pandemia del COVID-19.

Si bien es posible oír la guitarra, el bajo y la batería propia de una banda de rock, Babasónicos logra -una vez más– terminar de desarrollar una sonoridad diferente a la que le conocíamos, al menos, en sus primeros trabajos. Líricamente hablando, la canción es una abierta declaración de amor a la noche, ese momento final del día que para el planeta entero significaba un instante de reflexión sobre los tiempos que estábamos viviendo en 2020. La tranquilidad que transmite el tema refleja la paz que nos entregaba el saber que habíamos logrado sobrevivir otro día más. 

 

Bye bye

En este segundo single y tercer track del disco, el hablante lírico de la canción es un ser que sólo vela por sí mismo, un egoísta al que el resto le importa un carajo. Resulta interesante que esa individualidad antes descrita se ve reflejada, al mismo tiempo, en que cada instrumento recorre su propio camino, fluyendo cada cual por su lado. Musicalmente hablando, no suena en lo absoluto al Babasónicos de los 90s ni al de principios del siglo XXI. Es el Babasónicos de los últimos cinco años. La canción, sin dudas, tiene prospectos de ser un futuro clásico dentro de la discografía de la banda y, desde luego, un número fijo en sus presentaciones en vivo.

 

Mimos son mimos

Una exquisitez sonora. Otra credencial más que demuestra que Babasónicos suena a Babasónicos sin caer en la tentación de plagiarse a sí mismos. Es el track que abre el disco y, como tal, resulta una excelente carta de presentación de una banda que no tiene el más mínimo temor a renovarse. Un temazo. Temazos son temazos.

 

Paradoja

Segundo tema del disco y que nuevamente certifica la capacidad de la banda de generar una delicatessen musical. No es necesario que dure más de tres minutos ni que tenga un estribillo coreable como para trascender en tu cabeza. Hay guiños a la muerte y a la incertidumbre propia que vivimos en 2020, el año en que estábamos vivos pero no vivíamos (o no al menos en los términos en que solíamos hacerlo). Finalmente, el año de la paradoja.

 

Anubis

Justo en la mitad del disco, esta canción, bautizada con el nombre del guardián egipcio encargado de resguardar las tumbas, se pasea -en no más de tres minutos- por una sonoridad hipnótica caracterizada por voces distorsionadas que se entrelazan con la voz pura de Adrián Dárgelos quien hace nuevamente guiños a la muerte, que tuvimos frente a nuestras narices en los tiempos en que este disco fue gestado y que bien logró sortear para volver totalmente renovados. Babasónicos 2022 en todo su esplendor.

5 clásicos de Babasónicos que podrás disfrutar este sábado

Los Calientes” (Jessico, 2001)

El desvergonzado track con el que abre su sexto álbum de estudio, Jessico, el cual fue nominado a la categoría “Mejor Álbum de Rock” en los Grammy Latinos y que marcó pauta no sólo en el rock de los años venideros sino que también en una nueva forma de hacer pop en Argentina.

Ese breve pero vibrante loop de batería del comienzo, a la cual se le suman la envoltura que propician los sintetizadores que lentamente te atrapan y las guitarras que se menean hasta que acabamos en ese icónico estribillo (“Cómanse a besos esta noche /  Total nadie lo va a notar”) sonará este sábado.

Un verdadero deleite.

Irresponsables” (Infame, 2003)

Otra pista que abre un disco y que ahora es número seguro en sus presentaciones es este tema que ha rotado por prácticamente 20 años no sólo en estaciones de radios que programan rock sino que también en otras emisoras cuya parrilla se enfoca más hacia el pop. Una desbordada y redentora canción de amor que tras una breve introducción de batería da paso a esas guitarras, cuyos contagiosos rasgueos y punteos te permiten al mismo tiempo cantar, danzar y, en definitiva, gozar como se te antoje. 

Un verdadero clásico de la música popular latinoamericana de los últimos 20 años que también podrás disfrutar, cual karaoke, este sábado en el Teatro Caupolicán.

Putita” (Infame, 2003)

Fue el sencillo que sucedió a “Irresponsables”, con una sonoridad más reposada, con una delicada introducción de guitarra rasgada a la que luego se le suma un punteo de guitarra que luego se detienen para dar paso a la calma voz de Adrián Dárgelos. El suave sonido de la canción contrasta con la potente letra de la que subyace una descarnada descripción de alguien que está dispuesto a lo que sea con tal de conseguir sus objetivos.

Entonces ahora si te preguntamos qué otra canción del disco “Infame” sonará este sábado, tú contestarás cantando “ya sé, cuál es”.

 

Carismático” (Anoche, 2005)

Primer single que se desprendió de su octavo álbum de estudio, el cual les permitió confirmar el éxito derivado de sus trabajos previos, esta vez con una mayor inclinación hacia el rock alternativo en su sonoridad que sus antecesores.

Prepara la garganta para que el sábado cantes a voz en cuello “tengo que aprender a fingir más y a no mostrar lo que siento”. 

Yegua” (Anoche, 2005)

Efectivamente. “Algunas noches soy fácil, Uoh-oh. Uoh-oh, no acato límites” es lo que se comienza a oír hacia el final del tema anteriormente mencionado, “carismático”, que es precisamente la manera en la que comienza el track siguiente titulado “Yegua” y que suelen ser interpretados uno tras otro, al igual que como aparecen en el disco. Te desafío a quedarte callado y/o quieto mientras suena el coro de este contagioso clásico de los 2000s. Está difícil, ah. Algunas noches, está difícil, uoh-oh.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público.

This site is protected by reCAPTCHA and the Google Privacy Policy and Terms of Service apply.