Helloween estrenó su nuevo disco homónimo, con los actuales siete integrantes de la banda alemana. Una experiencia enorme para la agrupación tanto a nivel humano, como por el desafío de terminarlo en pandemia. Para conocer algunos detalles de este álbum, que ha tenido muy buenas críticas, conversamos con el bajista y fundador Markus Grosskopf, quien estaba muy contento por la llegada del verano en Alemania, tal como comentó, “me gusta más tomar cerveza cuando hay sol”. 

Hola Markus, felicitaciones por este grandioso nuevo disco, ¿cómo lo armaron, tenían canciones desde antes?

Justo al final del último show en Hamburgo empezamos a escribir algunos riffs en las casas hasta que pudimos hacer una sesión para escuchar algunas ideas más definitivas que tomó muchas horas, te puedes imaginar, siete personas, muchas ideas. Acá todavía no había restricciones por COVID.

No pudimos decidir ahí mismo, así que nos llevamos las canciones a casa, escuchando por un par de meses para identificar cuáles saltaban directamente a tu cara. Ya en el estudio surgieron más ideas, tuvimos la suerte de tener un período de cinco semanas en que pudimos hacer arreglos y bromear. Después tuvimos que continuar en nuestros propios estudios, pero afortunadamente veníamos haciendo eso hace algunos discos.

¿Qué tal fue ese primer día que iban a grabar con todos los integrantes de la banda un disco nuevo?

Fue genial, una gran sensación. No es fácil trabajar con tantas personas con tantas ideas entrando, pero es parte del proceso creativo que nos gusta mucho, resulta ser un estrés positivo. Pero desde el primer momento, todos venían con muchas ganas de trabajar y dar sus ideas.

¿Cuéntanos lo que sentiste cuando escuchaste por primera vez el álbum?

Fue sobrecogedor, estaba realmente sorprendido. Haber terminado de grabar los instrumentos en diferentes estudios y oírlo fue fabuloso. Debido a la pandemia, no pude estar cuando tomaban decisiones, por ejemplo, sobre quién cantaba. Así que esa primera vez no sabía quién iba a aparecer cantando y para mí fue excelente.

Además, intentamos de replicar lo que hacemos en vivo con la batería de Ingo, donde lo proyectamos en una pantalla, nos preguntamos cómo traer ese espíritu también al estudio, queríamos que él fuera parte. Así que contactamos al que tenía su antiguo kit de batería, utilizamos el estudio que ocupaba y las mismas máquinas análogas para la grabación. Eso fue algo muy emocional.

Hablemos un poco de la reunión misma, ¿cómo surgió todo?

A Kai lo conocemos de siempre y hemos seguido estando juntos en tours, él estando en GammaRay, a él siempre lo sentimos como parte de la familia. Pero tenerlo de vuelta en el escenario durante todo el recital se siente especial, estoy muy contento de que él se sienta tan bien en Helloween.

En el caso de Michael, considerando su forma religiosa de ver la vida, él no lo hubiera hecho solamente para ganar dinero. Él lo hizo porque sentía que estaba bien hacerlo, está muy feliz también de ser parte de esta familia nuevamente. Había algunas cicatrices del pasado, tomó tiempo prepararse para esta reunión y poder sanar. Era el momento ideal para comenzar nuevamente e intentarlo, todos pensábamos lo mismo.

¿Tuvieron que hacer muchos arreglos a los temas y al equipo de sonido en vivo ahora que son más músicos?

De todas maneras, eso tomó muchos ensayos, ahora hay una tercera guitarra en un show de aproximadamente tres horas. Hay que resolver si esa tercera guitarra va a hacer una parte rítmica o si hará solos, incluso sumar una tercera armonía. Lo mismo con las voces. Nos tomamos harto tiempo en tomar esas decisiones, a veces semanas enfocadas a eso. Toma harto trabajo, pero es muy bueno para tu cerebro, lo mantiene joven y fresco.

Tener todo eso tan estudiado hace que la interpretación sea mucho más sencilla y creo que eso se puede ver. En cuanto a los botones, eso lo ven los guitarristas que siempre están configurando y no sé bien lo que están haciendo. Yo tomo mi bajo y en unos minutos mi sonido ya está listo. Lo importante es que al final del día sonamos genial todos juntos.

¿Te gusta la celebración de Halloween?

 Ya no me gusta la celebración, creo que es algo infantil, prefiero el circo que armamos en el escenario. Mientras he ido envejeciendo perdí un poco de interés en las películas de terror y esas cosas, ahora prefiero ver películas graciosas o algunas como Pulp Fiction o El Gran Dictador.

¿Cómo te define el metal?

Para mí, llevar tanto tiempo lo veo como que cada hueso de mi cuerpo forma parte de esto, es un estilo de vida. No lo veo como un trabajo de 9 a 5, incluso cuando no estamos de gira me levanto en la noche para grabar alguna idea para volver a revisarlo en la mañana y poder trabajar en ella, siempre está rodeándome la música.

¿Qué música sueles escuchar en tu día a día? 

Escucho mucho blues, me gusta mucho, pero el estilo de blues más pesado, como Walter Trout y, por supuesto, de todo eso tan bueno como Black Sabbath, soy de la vieja escuela para escuchar.

¿Qué recuerdos se llevan de sus recitales en Chile?

Esos recitales estuvieron geniales, dos veces consecutivas con el lugar repleto y al año siguiente volvimos para la noche de Halloween, la gente es muy agradable allá y se vuelven locos en el público. Yo tengo un amigo allá, Eduardo, me invita a su casa y comemos ceviche y paso el rato con gente muy agradable. No aguanto las ganas de volver por allá.

Terminamos la entrevista en medio de una reflexión en que Markus analizó la actualidad del rock y el metal, recordando cuando tenía bandas de cover a AC/DC y con esperanzador tono cerró diciendo: “Los estilos cambian, hay miles de bandas, tecnología y música moderna, pero el sentimiento sigue siendo el mismo: derribar los muros de la sociedad, la libertad y sanar las heridas del alma”. En lo personal, un lujo la oportunidad de entrevistar a un músico referente de esta magnitud.

2 thoughts on “Entrevista | Markus Grosskopf de Helloween: “Era el momento ideal para comenzar nuevamente e intentarlo””
    1. Muchísimas gracias, tomó harto tiempo la preparación de la entrevista en búsqueda de ese resultado justamente. Así que agradezco la retroalimentación. Un abrazo!

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público.

This site is protected by reCAPTCHA and the Google Privacy Policy and Terms of Service apply.